Roscón de reyes

En la mayoría de las casas es común tomar el día 6 de enero un trozo de roscón de reyes, por eso hoy en el blog os traemos esta BioReceta para que lo hagáis vosotros y sorprendáis a la familia con este delicioso postre.

INGREDIENTES

DECORACIÓN

PREPARACIÓN

Paso 1

Primero prepararemos la “masa madre”, que no es más que un prefermento para que la masa del roscón tenga un sabor y aroma especial. Para ello, disolvemos la levadura en la leche tibia (no caliente).

Paso 2

En otro recipiente echamos 4 cucharadas soperas de harina de los 320 g que especifica la receta, hacemos un pequeño hueco y añadimos la leche con la levadura. Mezclamos con una cuchara y listo. La tapamos y lo dejamos reposar durante unos 50 minutos hasta que veamos que se hincha.

Paso 3

Para continuar, ponemos en un bol el resto de la harina de fuerza que nos queda y en el centro, añadimos el azúcar, la sal, el Bicarbonato de Sodio NortemBio, los huevos batidos, el agua de azahar y el prefermento.

Primero removemos todos los ingredientes con una cuchara y después amasamos con las manos.

Paso 4

Ahora añadimos poco a poco a la masa la mantequilla a temperatura ambiente. La masa se volverá bastante pegajosa pero no le añadas más harina, sigue amasando y al cabo de unos 10 minutos o más se empezará a poner lisa y manejable.

En el caso de que tras el amasado siga pegajosa, le puedes poner como mucho una cucharada sopera de harina.

Paso 5

Tras el amasado hacemos una bola y dejamos la masa reposar en un bol engrasado. La cubrimos con un paño o con plástico film. Para que suba sin problema es recomendable dejarlo en un lugar sin corrientes y a una temperatura de 21ºC.

Al cabo de unas 2 horas debería estar ya hinchada, aunque dependiendo de la temperatura de tu cocina tardará más o menos en subir.

Paso 6

Pasado el tiempo y una vez que veamos la masa hinchada lo sacamos del bol y amasamos para darle la forma típica del roscón. Lo colocamos en la bandeja y lo volvemos a tapar. Dejamos que repose una hora aproximadamente.

Paso 7

Precalentamos el horno a 200 ℃. Pincelamos con huevo batido el roscón y decoramos al gusto con almendras fileteadas, fruta escarchada o azúcar mojada con agua de azahar.

Después lo metemos al horno durante 20 minutos. Los primeros 15 minutos a 200 ℃ y los últimos 5 minutos bajamos la temperatura a 180 ℃.

¡Listo! Dejamos que enfríe por completo en una rejilla, lo cortamos por la mitad y añadimos el relleno que más nos guste.

Deja boquiabiertos a todos con esta receta tan típica y clásica. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales. Y recuerda que si haces la receta etiquétanos, nos encantará ver vuestros resultados.

Comparte en