¿TIENES INSOMNIO? TE CONTAMOS CÓMO COMBATIRLO

Por qué tienes insomnio

El insomnio es un trastorno común que afecta principalmente a la conciliación del sueño, así como a su calidad y/o duración. En consecuencia, es un problema que puede afectarnos en el rendimiento diario e incluso en nuestro estado de ánimo. Por estas razones, es necesario conocer sus causas, ya que éste puede afectar enormemente a nuestro día a día.

Según la Sociedad Española del Sueño, en función de la definición de este concepto, el insomnio afectaría desde un 5 a un 50 por ciento de la población, predominando en el sexo femenino y las personas mayores. Asimismo, recalca realizar un abordaje multifactorial, ya que normalmente no puede atribuírsele una sola causa. Cabe destacar que, aproximadamente a partir de los 30 años, nuestro sueño tiende a empeorar ligeramente y de manera gradual, y esto se va acentuando con la edad.

Por otro lado, los síntomas habituales del insomnio, además de esta dificultad para dormir o tener sueño de calidad, son problemas de concentración, falta de energía y un comportamiento irascible.

Insomnio

¿Cómo es tu insomnio? Tipos.

Esta patología tiene diferentes clasificaciones. En primer lugar, según la duración podemos encontrar:

insomnio

Asimismo, es importante analizar el tipo de insomnio, para que así se consiga un tratamiento adecuado. De esta forma, existirían tres formas:

Tratamiento del insomnio

Afortunadamente, existen actualmente especialistas del sueño, que pueden ayudar a los pacientes a resolver sus problemas. En un primer lugar, se aborda el trastorno desde diferentes perspectivas. Una vez identificadas las causas, se opta por una reeducación del sueño.

Para ello, las técnicas de relajación cobran un papel principal. La meditación o el mindfulness han demostrado resultados muy positivos.

En segundo lugar, se introducen técnicas de higiene del sueño, no solo a la hora de meternos en la cama, sino durante todo el día. Entre las más comunes estarían:

 
  • Evitar estimulantes como la cafeína o el alcohol y controlar las comidas.
  • Disminuir o eliminar objetos tecnológicos un rato antes de irnos a dormir, y optar por libros o podcasts que nos ayuden a preparar el cuerpo para el descanso.
  • Darse baños relajantes con aromaterapia como, por ejemplo, con las sales de Epsom con fragancias de Nortembio.
  • Eliminar el tabaco o reducir el consumo, ya que está demostrado que la nicotina en grandes cantidades favorece a este trastorno.
  • Mantener un entorno adecuado: comodidad, temperatura idónea, sin luz ni ruidos.

Es importante seguir estos consejos tanto si sufres insomnio, como si quieres mejorar la calidad de tu descanso. Si bien, esto no funciona, habría que recurrir a un tratamiento farmacológico, indicado en los casos más severos. Finalmente, recuerda que un estilo de vida saludable, con una alimentación equilibrada, práctica deportiva y rutinas establecidas puede ayudar enormemente a no sufrir insomnio.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

También podría interesarte...