FORMAS ORIGINALES DE COMER UN DELICIOSO HUMMUS CASERO

Si quieres triunfar en tus cenas con amigos o sorprender a alguien especial, no existe nada mejor que unos sabrosos aperitivos. Incluso los más sencillos hacen las delicias de quienes los prueban y son una manera maravillosa de abrir boca.

Para el verano, lo ideal es hacer comidas frescas, ligeras y que no te hagan pasar más calor. Desde NortemBio te recomendamos que uses hummus para tus recetas. ¡Te sorprenderá lo fácil y rico que saldrán tus entremeses!

INGREDIENTES (4 personas)

Pon los garbanzos a punto

Aunque cada día goza de mayor protagonismo, el hummus aún es un gran desconocido para muchos. Al contrario de lo que se pueda pensar, es muy sencillo de elaborar y el garbanzo, su ingrediente principal, admite todo tipo de combinaciones.

El primer paso consiste en dejar los garbanzos en remojo (en caso de que no sean de conserva) durante 12 horas, para reducir el tiempo de cocción y limpiar la posible suciedad que puedan tener.

En un recipiente, añade 500 gramos de garbanzos sin cocer y cúbrelos con agua. Cuando pasen las 12 horas, los garbanzos estarán limpios e hidratados. Cuélalos y pásalos a una olla grande para cocerlos (hay que tener en cuenta que los garbanzos duplican su tamaño cuando están cocidos) y vuelve a cubrirlos con agua, preferiblemente tibia.

Para conseguir unos garbanzos más digestivos y blandos añade una cucharadita de Bicarbonato de Sodio Especial Alimentación NortemBio.

El tiempo de cocción dependerá de qué tipo de olla utilices. Si es a presión, no te llevará más de 30 minutos, en cambio, si usas una olla que no sea express, el tiempo aumenta hasta las 2 horas.

¡Prepara tu hummus!

Una vez cocidos, coloca los garbanzos en un recipiente junto a los ajos pelados y cortados.

Exprime el limón por encima, puedes usar un colador para evitar que las pepitas caigan. Echa el tahini, el comino, y la mitad del aceite y bate hasta que no queden grumos.

Salpimenta y reserva el hummus. Cuando quieras servirlo, puedes optar por una fuente o cuencos individuales. En cualquier caso, una vez que elijas el recipiente, pon la cantidad de hummus que quieras, vierte un chorrito de aceite y espolvorea pimentón dulce por encima para decorar y que quede más vistoso.

Hummus picante, ¡para los más atrevidos!

Consejo NortemBio: si quieres darle un toque picante a tu hummus casero, puedes probar a añadir cayena, chile jalapeño o guindilla. Si no te parece suficientemente picante, ¡siempre podrás añadir todo el que quieras!

Formas de acompañar al hummus

hummus con nachos

Para Dipear

¡Ideal para compartir con amigos! Triunfarás si, en medio de una charla amigable o mientras estáis viendo una película, sacas un bol de hummus rodeado por totopos (nachos), tus snacks favoritos, colines o cualquier cosa que se te ocurra para mojar o untar.

tostadas con hummus

Tostas

La tosta es la reina de los aperitivos. A continuación, te enseñamos cómo conseguir unas tostadas para chuparse los dedos.

Elige el pan que más te guste. Nosotros te recomendamos pan de sésamo o de centeno. Córtalo en rebanadas finas y tuéstalo para conseguir un toque crujiente. También, puedes añadir unas gotitas de aceite de oliva virgen extra al pan y tostar en la sartén, para tener un pan más jugoso.

Ya tenemos las tostadas, ¿qué les ponemos? Unta una capa no muy abundante de tu hummus casero. En anteriores post te contamos los beneficios y propiedades del aguacate, un alimento que casa perfectamente con el hummus. Corta rodajas muy finas de aguacate y colócalas sobre las tostas. Si quieres, puedes añadir tomate o pepino y esparcir por encima un puñadito de cilandro o perejil fresco recién picado. ¡Tendrás unas tostas irresistibles!

ensalada con hummus

Ensaladas perfectas para el centro de la mesa

Imagina preparar un almuerzo o comida para varias personas y que tu carta de presentación sea una ensalada con hummus. ¡Tus comensales quedarán encantados!

Para cuatro personas añade, sobre una fuente llana, una buena capa de hummus. Trocea hojas de canónigos o rúculas, tomates y pepino y añade unas semillas de sésamo por encima. Para finalizar, agrega un chorrito de aceite sobre tu ensalada.

canapés de verduras con hummus

Canapés de hummus para tus fiestas o celebraciones

Si alguna vez has organizado un picoteo seguro que has recurrido a los canapés. Es una manera ingeniosa y deliciosa de darle un toque de distinción y clase a tus cenas.

Para que sean más sanos y fáciles de digerir, te recomendamos que uses como base de tus canapés alguna verdura u hortaliza. Por ejemplo, hojas de endibia, corazones de lechuga o pimiento rojo. Antes, asegúrate de que la verdura que hayas escogido esté limpia. En el caso de los pimientos, es recomendable quitar las pepitas para evitar un sabor amargo.

Una vez que tenemos nuestra base vegetal perfectamente limpia, cogemos una cucharilla y rellenamos nuestras verduras con nuestro hummus. ¡Conseguirás bocaditos riquísimos!

Ya has visto lo sencillo que es disfrutar de un gran hummus casero. ¡Atrévete a ser creativo y a salir de la rutina!

Comparte en

Facebook
Twitter
Instagram