CÓMO HACER UNA COMPOSTA CASERA CON RESIDUOS ORGÁNICOS.

¿Qué es una composta?

La composta o compost es un abono natural obtenido a través de lo que se conoce como técnica de compostaje. Este proceso se lleva a cabo con residuos orgánicos a los que podemos dar una segunda vida y contribuir así al medio ambiente.

Por lo tanto, la composta es el resultado de la descomposición de materia orgánica, que a su vez sirve como fertilizante natural para jardines y plantas. Estos desechos, después de un tiempo, adoptan una imagen similar a la tierra y están llenos de nutrientes.

¿Puedo hacer una composta casera con residuos?

La respuesta es sí. Además, la composta casera es una forma de reciclar gran cantidad de basura que producimos. A continuación, te explicamos cómo puedes realizar tu propia composta casera.

Lo primero, elige tu compostadora.

Necesitas un recipiente para colocar los residuos. En primer lugar, deberás elegir el tamaño, que tendrá que ser acorde al espacio disponible. Aunque existen puntos de venta en los que adquirir una compostadora, no necesariamente tienes que comprarla. De lo contrario, puedes hacerla tu mismo, por ejemplo, con una caja de madera, realizando un cubo con telas metálicas o incluso con palets. Es muy importante que sea de fácil apertura y que tenga ventilación.

¿Qué residuos incluyo?

Para comenzar, debes tener claro que no vale toda materia orgánica. Una parte de tu composta debe incluir hojas secas, paja, ramas y desechos del jardín como plantas y flores. En segundo lugar, los residuos orgánicos. Entre ellos estarán las pieles de las frutas, cáscaras de huevos (bien machacadas), bolsitas de té, cáscaras de frutos secos e incluso restos de la aspiradora y cartones. Junto a estos elementos, denominados marrones y verdes, están otros dos igual de importantes, la tierra y el agua.

composta

¿Qué debes evitar?

Es importante que no utilices residuos que puedan afectar a la humedad de la composta. Entre los más comunes serían: restos de aceite, carne o pescado, así como huesos y sangre animal. Asimismo, tampoco debes agregar plantas enfermas o con fertilizantes, y productos que no sean materia orgánica o que estén alterados químicamente, como el papel de periódico o revista.

Pasos a seguir para elaborar la composta

Así, repite varias capas y remueve la mezcla cada quince días aproximadamente. Ten en cuenta que el compostaje debe estar en un espacio ventilado y no tener mal olor. Si es así, seguramente necesitarás añadir hojas y materia secas.

La composta casera estará lista entre tres y cinco meses, dependiendo del clima donde se localice. Para saber si está lista, debe oler a tierra húmeda, tener color marrón oscuro, y ser compacta.

Elaborar tu composta casera no solo te permite ahorrar, sino que, a su vez, das una segunda vida a tus residuos, y en consecuencia, significa la adaptación a un estilo de vida más sostenible.

¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

También podría interesarte...