Cómo hacer suavizante casero y ecológico de forma sencilla

¡Nunca ha sido más fácil hacer tu propio suavizante casero!

La preocupación por el impacto medioambiental y los nuevos estilos de vida que buscan cuidar de nuestro entorno natural han puesto en tela de juicio el uso de suavizantes industriales en el lavado de nuestra ropa. Si tenemos en cuenta la composición de estos suavizantes, podemos comprobar cómo contienen sustancias químicas nocivas que pueden desarrollar reacciones en nuestra piel y acarrear alguna que otra afección respiratoria. Para solventar todas estas complicaciones y acercarnos a un estilo de vida más ecológico, existe la posibilidad de elaborar un suavizante casero que funcionará como alternativa perfecta al suavizante industrial que encontramos en los diferentes supermercados.

Alfa-terpineol, acetato de bencilo, alcohol bencílico, cloroformo, acetato de etilo y terpinoleno son algunos de los elementos químicos que forman parte de los suavizantes industriales. Los problemas más frecuentes que están asociados a estos componentes químicos son, por ejemplo, dolores de cabeza, reacciones dermatológicas, picores, piel seca, irritación de ojos o alergias respiratorias como la rinitis, entre otros.

Para alejarnos de estos inconvenientes, reduciendo además el impacto en el medio ambiente, tenemos la posibilidad de hacer nuestro propio suavizante casero y ecológico de forma sencilla. ¿Te animas a abandonar los posibles problemas asociados al uso excesivo del suavizante industrial? Desde NortemBio te ofrecemos la mejor opción para elaborar tu suavizante casero para la ropa, hecho solo con dos sencillos ingredientes: ¡agua y ácido cítrico!

SUAVIZANTE CASERO CON ÁCIDO CÍTRICO

Si has llegado aquí es porque estás decidido a elaborar un suavizante casero con ácido cítrico. Para comenzar a prepararlo, busca y ten a mano los siguientes ingredientes:

  • 2 L de agua.
  • 60 g de ácido cítrico sólido o 120 ml de ácido cítrico líquido.
  • Un recipiente con capacidad para 3 L o más.

Si además quieres darle un poco de olor, puedes añadir unas 20 gotas del aceite esencial que prefieras. Tienes a tu disposición una gran variedad de aceites que pueden aportar una amplia gama de olores, desde el tradicional olor a pino o eucalipto hasta un aroma más floral como el geranio. ¡Tú decides qué esencia prefieres para tu colada!

ELABORACIÓN

Una vez que tengas a tu disposición todos los ingredientes, es hora de pasar a la elaboración de tu suavizante casero y ecológico siguiendo estas instrucciones de uso:

1. Mezclar el Ácido Cítrico con el agua

En el recipiente escogido para la solución, añade los 2 L de agua y agrega 120 ml de ácido cítrico líquido (6 tapones) o 60 g de ácido cítrico sólido (4 cucharadas). Remueve.

2. Añadir el aceite esencial (opcional)

Una vez que todo está mezclado, añade unas gotas del aceite esencial seleccionado y remueve para homogeneizar. Si prefieres un olor suave, puedes diluir las gotas de aceite en agua antes de añadirlo a la mezcla elaborada. ¡Recuerda que este paso debes hacerlo solo si has decidido añadir un aceite esencial!

¡LISTO! Ya has acabado de elaborar tu suavizante casero con ácido cítrico y lo tienes listo para usar. ¿Ves que fácil puede ser evitar todos los inconvenientes que vienen de la mano de la utilización del suavizante industrial? Ahora, solo tienes que preservar la mezcla elaborada en un recipiente guardado en un lugar fresco. ¡Eso sí! Recuerda que siempre antes de utilizar el suavizante que has elaborado, debes agitar el recipiente para mezclar el contenido bien y conseguir que se mantengan al máximo sus propiedades.

¡Un último consejo!

Si ves que la ropa está muy sucia, puedes sumergirla antes del lavado durante treinta minutos en un recipiente con el suavizante elaborado. ¡Te ayudará a eliminar las manchas!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email