¡6 CONSEJOS PARA LA VUELTA AL COLE!

¡La vuelta al cole ya está aquí!

¡Las vacaciones de verano son fantásticas! Ya seas adulto o niño, puedes disfrutar el tiempo de descanso para desconectar y realizar aquellas actividades que más te gusten con el fin de recargar las pilas. Pero, en el caso de los más pequeños, existe un temido archienemigo a su diversión: la vuelta al cole.

Para evitar cualquier problema, tanto para padres como para hijos, te recomendamos que estés muy atento a este post. Con unos sencillos y prácticos consejos, facilitarás la transición del verano a la época escolar.

vuelta al cole

Empieza a preparar la vuelta al cole con antelación

Roma no se construyó en un día. No pretendas que tus hijos se adapten fácilmente a la vuelta al cole. Ellos han disfrutado de un verano repleto de excursiones, juegos a todas horas del día, películas o series por la noche y caprichitos en forma de golosinas que habitualmente no comerían.

Si después de este jolgorio, de buenas a primeras, tus hijos pasan de despertarse cuando quieran a madrugar a horas intempestivas, es probable que no se lo tomen con muy buen humor o filosofía zen.

Desde NortemBio, te recomendamos que empieces a habituar a los peques a la rutina, al menos, dos semanas antes de la vuelta al cole: comienza a establecer una hora límite para acostarse; hazles madrugar poco a poco, despertándoles a las 10 de la mañana, luego a las 9, hasta que llegues al horario deseado; fomenta la lectura durante el verano, para que los niños se adapten mejor a las exigencias del colegio; y no dejes que se enganchen a las nuevas tecnologías, de lo contrario, será muy complicado conseguir que superen el vicio a la maquinita.

preparar la vuelta al cole

Mantén el contacto con el colegio y visítalo

El fin del periodo escolar no solo supone una liberación para los niños, también lo es para los adultos. Tal y como termina la última clase lectiva, los padres recogen a sus hijos y se despiden, hasta el curso siguiente, de su tutor y del AMPA.

¡No cometas este error! Un buen truco, que nunca falla, es mantener el contacto con los profesores y el resto de padres. Es beneficioso conocer qué tutores pueden tocarles a tus hijos el curso que viene, así como sus compañeros. Cuanta más relación se mantenga con el entorno escolar, mejor será para tus hijos en el futuro.

Incluso se puede planificar alguna visitilla una semana antes de la vuelta al cole para que los peques puedan saludar a sus antiguos profes y conocer a los nuevos.

vuelta al colegio

La vuelta al cole no es un castigo

Esta idea debe calar en la mente de los niños: volver al colegio no es algo malo. Los padres deben tratar de hacer apetecible la vuelta al cole. Mencionar a sus amigos de la escuela hará que tus hijos los añoren y tengan más ganas de volver.

Si inculcas un pensamiento positivo sobre la vuelta al cole, los peques lo asociarán como algo bueno. Una idea que siempre funciona es decirles que ya son más mayores porque acuden a una nueva clase de un curso superior. Se alegrarán de verse más maduros con respecto al año pasado.

¡Pero no seas un padre hipócrita! Los niños asocian todo lo que ven y conocen en casa. Si eres de los que protesta por volver al trabajo, es probable que tus hijos copien este comportamiento. Así que trata de mantener el ánimo, disfruta de las vacaciones, pero enséñales a que se puede disfrutar de la rutina.

material escolar para la vuelta al cole

Planifica lo que necesitas para la vuelta al cole… ¡y ahorra!

Apunta en una lista todo lo que consideres imprescindible para el nuevo curso. Durante el verano puedes aprovechar las rebajas para adquirir el material escolar a un precio reducido, aunque este no es el único truquito que te facilitamos para ahorrar. ¡Atentos papis!

Haz un inventario de todo el material de oficina que tengas por casa, quizás puedas librarte de comprar cuadernos, lápices o bolígrafos. Pregunta en el propio colegio o a otros padres sobre la posibilidad de adquirir libros con el fin de reutilizarlos para tus hijos y plastifícalos para darlos a otros niños en el curso siguiente.

Si el uniforme es obligatorio, puedes devolverle la vida a la ropa que se haya quedado pequeña. Corta los pantalones largos de chándal para transformarlos en cortos y, de esta manera, prolongar su uso. Si tienes que comprar ropa nueva, intenta que sea alguna talla más, así durarán durante todo el curso mientras tus hijos crecen.

Los niños son de goma y no paran quietos, pero sus prendas no son inmunes a las caídas. Para que no tengas que renovar el vestuario cada vez que tus hijos regresen del patio, te recomendamos que tengas a mano un surtido de parches para tapar agujeros en las rodillas y codos.

hábitos de estudio vuelta al cole

Organiza bien los tiempos de tareas y estudio

Ya resulta complicado batallar con la rebeldía de los niños y los berrinches mañaneros, pero aún queda el peor de los obstáculos: toca restablecer los hábitos de estudios.

Interésate por conocer todo lo que hayan hecho durante el día, con el propósito de saber sus deberes y así tener una noción exacta de lo que necesitan. No te decimos que los interrogues, si no que estés pendiente y les facilites ayuda, en caso de que lo requieran, para estudiar o hacer la tarea.

Siguiendo esta idea, proporciona a tus hijos un espacio y un tiempo en el que ocuparse de estas obligaciones para crear disciplina. Un buen momento es justo después de comer, así los peques podrán disfrutar del resto de la tarde para jugar sin preocupaciones.

actividades extraexcolares

No satures a tus hijos con actividades extraescolares

Clases de inglés, de baloncesto, de natación, de cocina, de hípica, de aeromodelación, de carreras de dromedarios, cursos de asistencia en carretera… todo conocimiento es bienvenido en la vida de tus hijos, pero no les excedas.

No es recomendable que los peques tengan más de dos actividades extraescolares diferentes por semana. El tiempo libre es imprescindible. Si justo después del colegio y de estudiar, o hacer la tarea, resulta que tienen mil clases más por realizar desembocará en que, aunque en un principio deseasen hacer esas prácticas, terminen por detestarlas.

Siguiendo todas estas recomendaciones te garantizamos que tus hijos se sentirán más cómodos con la idea de regresar a clases después del verano. Así que procura aplicar los consejos para que los peques disfruten de un momento tan bonito y simbólico como es la vuelta al cole.

Comparte en

Facebook
Twitter
Instagram